La Semana Política y el efecto «péndulo», liderado por la extrema derecha, que dejó sin presupuesto a las instituciones de DDHH y la Memoria

En un nuevo episodio de La Semana Política, Oriana Bernasconi, doctora en Sociología y académica de la Universidad Alberto Hurtado; Claudio Barrientos, director del Observatorio de Historia Reciente de Chile y América Latina de la UDP; y Felipe Agüero, profesor de la Facultad de Gobierno de la U. de Chile; conversaron sobre el polémico rechazo de la Cámara de Diputados al presupuesto 2023 que negó financiamiento a los institutos de DD.HH. y de la Memoria. Los panelistas advirtieron un efecto "péndulo" que comenzó tras el triunfo del Rechazo en el pasado plebiscito del 4 de octubre. "Es una reacción a los intentos por ampliar la democracia y fortalecer la esfera pública y tener una ciudadanía más deliberativa", dijo Bernasconi. Agüero indicó que este efecto "péndulo" siempre ha estado presente, con la división entre "quienes simpatizan con ideas del autoritarismo" y los que son herederos de "la lucha contra la dictadura". Este efecto, según Barrientos, hoy está del lado de una derecha que ha hecho "reemerger el pinochetista duro y que está hegemonizando la escena de la derecha”. 

En un nuevo episodio de La Semana Política, Oriana Bernasconi, doctora en Sociología y académica de la Universidad Alberto Hurtado; Claudio Barrientos, director del Observatorio de Historia Reciente de Chile y América Latina de la UDP; y Felipe Agüero, profesor de la Facultad de Gobierno de la U. de Chile; conversaron sobre el polémico rechazo de la Cámara de Diputados al presupuesto 2023 que negó financiamiento a los institutos de DD.HH. y de la Memoria. Los panelistas advirtieron un efecto «péndulo» que comenzó tras el triunfo del Rechazo en el pasado plebiscito del 4 de octubre. «Es una reacción a los intentos por ampliar la democracia y fortalecer la esfera pública y tener una ciudadanía más deliberativa», dijo Bernasconi. Agüero indicó que este efecto «péndulo» siempre ha estado presente, con la división entre «quienes simpatizan con ideas del autoritarismo» y los que son herederos de «la lucha contra la dictadura». Este efecto, según Barrientos, hoy está del lado de una derecha que ha hecho «reemerger el pinochetista duro y que está hegemonizando la escena de la derecha”. 

Print Friendly, PDF & Email

Comparte la noticia