Las apariencias engañan

El hecho de que el valor agregado puede en ocasiones concentrarse aguas arriba es, por lo demás, coherente con lo que observamos a nuestro alrededor. Entre 1980 y 2020 la industria manufacturera se derrumbó desde el 21,5% del PIB al 10,8%. Si fuera cierto que “un país se desarrolla solo en la medida que exporta manufacturas y bienes intensivos en tecnología”, el Chile de 2020 sería más pobre que el de 1980. Como todos sabemos, ocurrió exactamente lo contrario: el ingreso per cápita se multiplicó por 2,9 ajustado por inflación, y la desigualdad bajó levemente en el mismo lapso. 

El hecho de que el valor agregado puede en ocasiones concentrarse aguas arriba es, por lo demás, coherente con lo que observamos a nuestro alrededor. Entre 1980 y 2020 la industria manufacturera se derrumbó desde el 21,5% del PIB al 10,8%. Si fuera cierto que “un país se desarrolla solo en la medida que exporta manufacturas y bienes intensivos en tecnología”, el Chile de 2020 sería más pobre que el de 1980. Como todos sabemos, ocurrió exactamente lo contrario: el ingreso per cápita se multiplicó por 2,9 ajustado por inflación, y la desigualdad bajó levemente en el mismo lapso. 

Print Friendly, PDF & Email

Comparte la noticia