La COP27, entre la inercia y la necesidad de transición

Como país, esto significa poner sobre la mesa una vez más el desafío de concretar a nivel territorial los nuevos compromisos adquiridos para impulsar un desarrollo nacional realmente ecológico y justo. De hecho, aún debemos avanzar en tareas esenciales, como fortalecer los mecanismos de participación ciudadana en la construcción de políticas, como ya lo ha hecho el Ministerio del Medio Ambiente; impulsar proyectos de inversión que incorporen la pertinencia territorial y ecológica; y, por supuesto, aumentar el presupuesto de las Áreas Protegidas. 

Como país, esto significa poner sobre la mesa una vez más el desafío de concretar a nivel territorial los nuevos compromisos adquiridos para impulsar un desarrollo nacional realmente ecológico y justo. De hecho, aún debemos avanzar en tareas esenciales, como fortalecer los mecanismos de participación ciudadana en la construcción de políticas, como ya lo ha hecho el Ministerio del Medio Ambiente; impulsar proyectos de inversión que incorporen la pertinencia territorial y ecológica; y, por supuesto, aumentar el presupuesto de las Áreas Protegidas. 

Print Friendly, PDF & Email

Comparte la noticia