Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (o “no la vimos venir”… de nuevo)

En estas últimas semanas hemos visto la abismante distancia del mundo político –y algunos medios de comunicación– con los(as) ciudadanos(as). Y el espectáculo ha dado vergüenza ajena. Olvidaron que la gente (y no los delincuentes) exigió en la calle un cambio de Constitución –incluido el acuerdo del 15/N y que obligó a un reacio Piñera a llamar a un plebiscito–. Olvidaron, también, el resultado del plebiscito de entrada y las demandas sociales –según encuesta de la UAB, un 83% considera que NO se ha dado respuesta a las exigencias del 18-O–. 

En estas últimas semanas hemos visto la abismante distancia del mundo político –y algunos medios de comunicación– con los(as) ciudadanos(as). Y el espectáculo ha dado vergüenza ajena. Olvidaron que la gente (y no los delincuentes) exigió en la calle un cambio de Constitución –incluido el acuerdo del 15/N y que obligó a un reacio Piñera a llamar a un plebiscito–. Olvidaron, también, el resultado del plebiscito de entrada y las demandas sociales –según encuesta de la UAB, un 83% considera que NO se ha dado respuesta a las exigencias del 18-O–. 

Print Friendly, PDF & Email

Comparte la noticia