Giancarlo Summa y la segunda vuelta presidencial en Brasil: «Si Lula es electo va a enfrentar un muy serio problema de gobernabilidad»

El investigador y experto en comunicación política analizó el escenario electoral en Brasil de cara a la segunda vuelta presidencial el próximo 30 de octubre, donde Luiz Inácio Lula da Silva y Jair Bolsonaro disputarán el balotaje más polarizado del último tiempo. "Los cuatro años de gobierno del presidente Jair Bolsonaro han representado un corte total de la historia democrática de Brasil. (...) Desde el punto de vista económico y social hubo un deterioro dramático en las condiciones de vida", señaló. Asimismo, agregó que "más que una polarización electoral, hay una polarización social", que también fue reflejo de la distribución territorial de los votos y "la disputa de clase" representada en una clara división geográfica entre norte y sur. "Los análisis de voto nos dicen que el apoyo de Lula viene principalmente de los más pobres que están concentrados en el nordeste del país", indicó. Respecto a la mayoría "bolsonarista" que compone el Congreso luego de la primera vuelta, Summa advierte un escenario complejo que puede traer problemas de gobernabilidad en el caso de ganar Lula, más allá de sus capacidades de construir consensos. Finalmente, se refirió a la importancia del voto evangélico como factor electoral determinante debido a la penetración de las iglesias en aquellos lugares "donde el Estado no llega", y un discurso conservador que "se tradujo en apoyo a Bolsonaro con la militancia de pastores evangélicos". 

El investigador y experto en comunicación política analizó el escenario electoral en Brasil de cara a la segunda vuelta presidencial el próximo 30 de octubre, donde Luiz Inácio Lula da Silva y Jair Bolsonaro disputarán el balotaje más polarizado del último tiempo. «Los cuatro años de gobierno del presidente Jair Bolsonaro han representado un corte total de la historia democrática de Brasil. (…) Desde el punto de vista económico y social hubo un deterioro dramático en las condiciones de vida», señaló. Asimismo, agregó que «más que una polarización electoral, hay una polarización social», que también fue reflejo de la distribución territorial de los votos y «la disputa de clase» representada en una clara división geográfica entre norte y sur. «Los análisis de voto nos dicen que el apoyo de Lula viene principalmente de los más pobres que están concentrados en el nordeste del país», indicó. Respecto a la mayoría «bolsonarista» que compone el Congreso luego de la primera vuelta, Summa advierte un escenario complejo que puede traer problemas de gobernabilidad en el caso de ganar Lula, más allá de sus capacidades de construir consensos. Finalmente, se refirió a la importancia del voto evangélico como factor electoral determinante debido a la penetración de las iglesias en aquellos lugares «donde el Estado no llega», y un discurso conservador que «se tradujo en apoyo a Bolsonaro con la militancia de pastores evangélicos». 

Print Friendly, PDF & Email

Comparte la noticia