La legitimidad del uso de la fuerza

Es posible y oportuno, en el marco de la reforma a Carabineros, repensar la gestión y el uso de la fuerza policial. Para que este cambio sea efectivo, debe concretarse un dominio y control político real sobre la institución, en tanto instrumento del Estado. Uno de los aspectos claves en este sentido, es contar con una legislación actualizada sobre el uso legítimo de la fuerza, que entregue certezas sobre su uso no abusivo. Nuestra historia reciente y el aumento de los delitos violentos, ameritan avanzar hacia dicho norte, depositario de las ideas de seguridad democrática y arraigado en los derechos humanos. Este esquema debiera ser parte importante en el proceso de reforma a Carabineros de Chile, para contribuir a su reforzamiento en el camino a obtener mayores grados de legitimidad en el uso de la fuerza y, en definitiva, en la protección de los ciudadanos y las ciudadanas.  

Es posible y oportuno, en el marco de la reforma a Carabineros, repensar la gestión y el uso de la fuerza policial. Para que este cambio sea efectivo, debe concretarse un dominio y control político real sobre la institución, en tanto instrumento del Estado. Uno de los aspectos claves en este sentido, es contar con una legislación actualizada sobre el uso legítimo de la fuerza, que entregue certezas sobre su uso no abusivo. Nuestra historia reciente y el aumento de los delitos violentos, ameritan avanzar hacia dicho norte, depositario de las ideas de seguridad democrática y arraigado en los derechos humanos. Este esquema debiera ser parte importante en el proceso de reforma a Carabineros de Chile, para contribuir a su reforzamiento en el camino a obtener mayores grados de legitimidad en el uso de la fuerza y, en definitiva, en la protección de los ciudadanos y las ciudadanas.  

Print Friendly, PDF & Email

Comparte la noticia