El rumbo de la ciencia debe apuntar a un mejor vivir

Mirar el quehacer científico disociado de la realidad material de los territorios y sus habitantes no hace más que postergar su reconocimiento social y el despliegue de sus impactos. Tengo confianza en que los valores propuestos en el plan de acción, tales como sustentabilidad, colaboración, igualdad de género e inclusión, equidad y diversidad, descentralización y transdisciplina permanecerán durante la nueva gestión, pero para que realmente generen el impacto deseado deben estar sostenidos en un soporte económico más robusto y apuntar a un mejor vivir del pueblo, sino todo quedará en palabras. Las comunidades científicas, las instituciones académicas, el mundo de la I+D+i y de las ciencias sociales, las humanidades y la cultura, incluso los gobiernos regionales deben hacer oír su voz, ya que resulta impostergable un impulso a la inversión en ciencia para dar un salto en las capacidades del país de brindar bienestar y derechos a sus ciudadanos. 

Mirar el quehacer científico disociado de la realidad material de los territorios y sus habitantes no hace más que postergar su reconocimiento social y el despliegue de sus impactos. Tengo confianza en que los valores propuestos en el plan de acción, tales como sustentabilidad, colaboración, igualdad de género e inclusión, equidad y diversidad, descentralización y transdisciplina permanecerán durante la nueva gestión, pero para que realmente generen el impacto deseado deben estar sostenidos en un soporte económico más robusto y apuntar a un mejor vivir del pueblo, sino todo quedará en palabras. Las comunidades científicas, las instituciones académicas, el mundo de la I+D+i y de las ciencias sociales, las humanidades y la cultura, incluso los gobiernos regionales deben hacer oír su voz, ya que resulta impostergable un impulso a la inversión en ciencia para dar un salto en las capacidades del país de brindar bienestar y derechos a sus ciudadanos. 

Print Friendly, PDF & Email

Comparte la noticia