TPP-11 pone en jaque al Gobierno: parlamentarios oficialistas critican decisión presidencial de tomar distancia del debate

Decir que el Gobierno está en un "zapato chino" frente al TPP-11 es una aseveración que definitivamente se quedó corta. Peor aún: en las huestes del oficialismo cunde el desconcierto ante las últimas declaraciones del Mandatario y su ministro de Hacienda, Mario Marcel, "hombre fuerte" del gabinete, quien parece ahora llevar la voz cantante del Ejecutivo en este debate siempre intenso y lleno de polémica. “Si el proyecto va a votación en sala (del Senado), el Gobierno no se va a oponer, no va a poner ninguna dificultad", señaló Marcel, mientras que el Jefe de Estado se vio alineado con su ministro al afirmar que “el Senado tiene las atribuciones para ponerlo en tabla y tomar una decisión al respecto”, lo que para muchos fue leído como una decisión presidencial de "tomar palco" ante el debate parlamentario, asumiendo así una postura de prescindencia total que muchos congresistas juzgan como una señal de debilidad producto del severo golpe sufrido en el Plebiscito. Para varios integrantes de las dos coaliciones que sustentan su Gobierno, la actitud del Presidente responde a un intento por evitar un enfrentamiento interno o un eventual desfonde de las fuerzas oficialistas, lo que provocaría más daño que las constantes acciones de la oposición contra el Gobierno. 

Decir que el Gobierno está en un «zapato chino» frente al TPP-11 es una aseveración que definitivamente se quedó corta. Peor aún: en las huestes del oficialismo cunde el desconcierto ante las últimas declaraciones del Mandatario y su ministro de Hacienda, Mario Marcel, «hombre fuerte» del gabinete, quien parece ahora llevar la voz cantante del Ejecutivo en este debate siempre intenso y lleno de polémica. “Si el proyecto va a votación en sala (del Senado), el Gobierno no se va a oponer, no va a poner ninguna dificultad», señaló Marcel, mientras que el Jefe de Estado se vio alineado con su ministro al afirmar que “el Senado tiene las atribuciones para ponerlo en tabla y tomar una decisión al respecto”, lo que para muchos fue leído como una decisión presidencial de «tomar palco» ante el debate parlamentario, asumiendo así una postura de prescindencia total que muchos congresistas juzgan como una señal de debilidad producto del severo golpe sufrido en el Plebiscito. Para varios integrantes de las dos coaliciones que sustentan su Gobierno, la actitud del Presidente responde a un intento por evitar un enfrentamiento interno o un eventual desfonde de las fuerzas oficialistas, lo que provocaría más daño que las constantes acciones de la oposición contra el Gobierno. 

Print Friendly, PDF & Email

Comparte la noticia