Lo cortés no quita lo molesto: hasta noviembre dura la paciencia de la Unión Europea con el Gobierno

El plebiscito de salida era la última barrera para darle curso al cierre de la modernización del Acuerdo de Asociación entre Chile y la Unión Europea. Si bien la parte técnica concluyó en noviembre del año pasado y habría quedado casi listo para la firma a comienzos de 2022, al ser revisado por el Gobierno del Presidente Gabriel Boric surgieron “algunos ajustes”, lo que pospuso y enlenteció los plazos. El gran temor de la UE es que Chile busque reabrir las negociaciones, lo que resultaría complicado, pues representa a 27 países de la Unión y del Parlamento Europeo. Por ello, una fuente señala que pueden ajustar ciertos puntos, pero lo más importante es evitar reabrir todo. Las razones tienen que ver con que hay “ajustes que son más complicados y pueden romper el equilibrio a que se llegó". Aseguran que la paciencia de los europeos no pasaría de noviembre, fecha límite que esperan coincida con los 20 años del tratado original. 

El plebiscito de salida era la última barrera para darle curso al cierre de la modernización del Acuerdo de Asociación entre Chile y la Unión Europea. Si bien la parte técnica concluyó en noviembre del año pasado y habría quedado casi listo para la firma a comienzos de 2022, al ser revisado por el Gobierno del Presidente Gabriel Boric surgieron “algunos ajustes”, lo que pospuso y enlenteció los plazos. El gran temor de la UE es que Chile busque reabrir las negociaciones, lo que resultaría complicado, pues representa a 27 países de la Unión y del Parlamento Europeo. Por ello, una fuente señala que pueden ajustar ciertos puntos, pero lo más importante es evitar reabrir todo. Las razones tienen que ver con que hay “ajustes que son más complicados y pueden romper el equilibrio a que se llegó». Aseguran que la paciencia de los europeos no pasaría de noviembre, fecha límite que esperan coincida con los 20 años del tratado original. 

Print Friendly, PDF & Email

Comparte la noticia